Calle de Arafo 9 Loc Izq - Güímar
+34 623 10 21 81
info@depuracioncorporal.com

Rejuvelac

Rejuvelac o Agua Enzimática

El Rejuvelac o Agua Enzimática es, como se puede intuir en su nombre, un “rejuvenecedor a base de enzimas”. Esta agua la podemos usar de múltiples maneras, por ejemplo; podemos beberla como agua normal mezclada con un poco de limón.

También, podemos usarla como ingrediente para realizar otras preparaciones, como, por ejemplo, los zumos verdes, los zumos naturales de fruta o inclusive para realizar una sopa viva de verduras. Todas estas recetas están explicadas en este mismo recetario. Por último, no debemos olvidar que es un excelente iniciador o starter para otros cultivos fermentados como el, kimchi o los quesos de semillas.

El color ideal del Rejuvelac debería ser algo turbio, de color casi ámbar y de sabor ligeramente ácido con alguna burbujita.
Si nos excedemos en el tiempo de fermentado comienza a tomar un sabor agrio. Por el contrario si es demasiado poco, puede darle un exceso de sabor amargo.

Bacterias y fermentos – La raíz de la vida

Los alimentos fermentados como el Kimchi, el Chukrut la Combucha o el Rejuvelac son imprescindibles para el re-equilibrio de nuestra Flora Intestinal (las bacterias que habitan nuestro intestino y de las que dependemos completamente para realizar nuestra digestión y gran parte de nuestras funciones hormonales).

Cuando realizamos un profunda limpieza de nuestro intestino Proceso 1 nos deshacemos del material tóxico que solemos acumular dentro, y con él perdemos parte de nuestra mucosa y algunas bacterias (esto no es malo, ya que ambas se regenera muy rápidamente).

Lo ideal es que, a medida que limpiamos el intestino vayamos re-poblándolo con bacterias benéficas que promueven una buena digestión, una adecuada síntesis vitamínica, un estado de salud mental y físico equilibrado y un sinfín de beneficios, ya que, de ellas depende la vida.

Por ello, les recomendamos a tod@s que comiencen a incorporar alimentos y bebidas fermentadas a diario.

Ingredientes:

  • Un puñado de germinados (soja verde, lentejas, alfalfa, alpiste, girasol, etc)
  • 1 litro de agua de calidad

Preparación:

Como paso previo debemos germinar algunas semillas en un frasco durante algunos días consultar post Como germinar en casa. Parte de esos germinados se podrán comer (por ej. en una ensalada) y parte podemos reservarlos para nuestro Rejuvelac.

Ponemos los germinados previamente hechos en una jarra junto con el agua, y lo tapamos con una tela o tul para impedir la entrada de bichos o suciedad y lo dejamos fermentar a temperatura ambiente preservado de la luz solar directa.

Esperamos 48hs o más según la temperatura exterior (los tiempos varía mucho de verano a invierno)

Cuando vemos que el agua comienza a burbujear, coge un color turbio y algo de sabor, pero éste no llega a ser desagradable para nuestro paladar, entonces ya está listo para beber con un poco de limón o utilizar en otra preparación, como por ejemplo un Zumo verde cargado de vitaminas y enzimas.

¡Esperamos que lo disfruten!


Esta web utiliza cookies, puede ver aquí la Política de Cookies